Propaganda electoral (1)

IMG_9561

Llego a mi casa y me encuentro un taco de sobres sobre mi escritorio. Es propaganda electoral. En la era digital aún se sigue gastando papel en esto, siempre me pregunto quién es el beneficiado de este tipo de cosas, como de los carteles, qué empresas subcontratan estas cuestiones, follow the money decía Lester Freamon en The Wire. Los abro. Empiezo por el del PSOE: Continúa leyendo Propaganda electoral (1)

Vida de políticos: Díaz Pacheco

Al hilo de la noticia que saltó ante mis ojos ayer, en Twitter, acerca de la directora del Observatorio de Salud Pública de Cantabria (ente sufragado por la Consejería de Sanidad del Gobierno autonómico cántabro), la miembro de las Juventudes Socialistas cántabras Estela Goicoechea, he decidido probar, en una suerte de experimento informal, mi hipótesis: que la Constitución española propicia, por su naturaleza, un sistema de representación colonizado por los apparatchiks. Voy a empezar, ya que la tengo a mano, con la Presidente del Gobierno autonómico andaluz, y ahora candidata a la Secretaría General del Partido Socialista Obrero Español, Susana Díaz Pacheco.  Continúa leyendo Vida de políticos: Díaz Pacheco

Un español en la guerra de Francia

00106517483894____2__600x600

 

Cuando Francia le declaró la guerra a Alemania y ordenó, el domingo 15 de agosto de 1914, la movilización general de “tout Français soumis aux obligations militaires doit, sous peine d´etre puni avec toute la rigueur des lois” (tal y como rezaba la célebre Orden de Movilización General que hoy venden en el Arco del Triunfo y en la Torre Eiffel como souvenir, en forma de cuartilla) Agustí Calvet estaba allí. Estudiando filosofía en la Sorbona y viviendo en una pensión, la de Madame Durieux, ubicada en una plaza cuyo nombre retumbaba germánicamente: de Fürstenberg, en el corazón de Saint-Germain-des-Prés. Tenía 27 años, y la Gran Guerra, aquella “convulsión incalculable” que él compararía luego con el Diluvio Universal, lo cambió también a él; de licenciado en Filosofía y Letras con aspiraciones de erudito y académico, a periodista bajo el pseudónimo de Gaziel.  Continúa leyendo Un español en la guerra de Francia

Exiliado (s) en el lavabo

Estaba cenando -un filete de salmón exquisito, a la plancha- cuando Luis Tudanca, el candidato del PSOE a la Junta de Castilla y León, estaba siendo entrevistado en el Canal 24 Horas. Tudanca, en respuesta a la pregunta cómo le está yendo la campaña electoral, comentó que estaba disfrutando del contacto con todos los estratos sociales: desde agricultores a desempleados, Continúa leyendo Exiliado (s) en el lavabo

Correo electoral: la segunda carta

En esta serie en la que vengo analizando la propaganda electoral, en su forma epistolar, de las elecciones autonómicas andaluzas del próximo 22 de marzo, procedo hoy a analizar la socialista. Tengo que decir que siempre aguardo con especial delectación la carta del PSOE, puesto que este partido ha sido, históricamente -al menos en Andalucía- el que más ha cuidado el diseño, la estructura y el continente, en definitiva, de este tipo de comunicaciones. En la creencia, supongo, de que el medio, cualquiera que éste sea, también es el mensaje.  Continúa leyendo Correo electoral: la segunda carta

11 de febrero de 1936 (Babilonia socialista)

Ante el hecho producido hoy en el seno del Partido Socialista Obrero Español, en su Federación Madrileña, voy a rescatar, simplemente, una nota de La Vanguardia del 11 de febrero de 1936; en ella, Julián Besteiro decía algunas cosas interesantes que pueden ser confrontadas con lo que asegura Tomás Gómez hoy mismo: Continúa leyendo 11 de febrero de 1936 (Babilonia socialista)

2 de febrero de 1936

Hay paralelismos excitantes entre el año de 1936 y el año de 2015. Podemos comprobarlo confrontando las portadas de la información nacional de, por ejemplo, La Vanguardia del domingo 2 de febrero de 1936, y la del mismo periódico hoy, 2 de febrero de 2015. 79 años después, España afronta unos comicios genesíacos en los que se dirimen dos cosmovisiones enfrentadas: la democracia, representada por sus frágiles y manifiestamente mejorables defensores socialdemócratas, centristas y democristianos; y los paladines del estatismo, esa nueva vestidura ambigua y grisácea, Continúa leyendo 2 de febrero de 1936