Pequeño mundo de autor

9788484289210

Se puede leer Los hermanos Karamázov y leer con ella todo Dostoyevski. No se lo recomendaría a nadie, naturalmente, puesto que así se perdería uno obras capitales de la literatura universal como Crimen y castigo, El idiota o Los demonios. Pero todo Dostoyevski está en su última obra, que es un compendio genial de sus ideas, de sus temas. Lo decía Houllebecq: no hay ideas nuevas en Los hermanos Karamázov, nada que Dostoyevski no haya expuesto ya en sus otras creaciones. Continúa leyendo Pequeño mundo de autor

Sobre la piedad

Querida Flavia,

Retomo mi capricho epistolar porque quiero hablarte de algo de lo que, me temo, no te hablará nadie a lo largo de tu vida. Continúa leyendo Sobre la piedad

Tolstoi, el patriarca

guerra-y-paz-9788439710318

En 1928, Stefan Zweig pasó dos semanas en Rusia, descritas luego en su Viaje a Rusia. Visitó Yásnaia Poliana, la hacienda de Tula, en la Rusia europea, donde nació y murió Tolstoi, y donde el gran hombre yace “en un claro del bosque”, como dejó escrito. Zweig describió su tumba como lo más grandioso e impresionante que había visto en Rusia. Continúa leyendo Tolstoi, el patriarca

“No lo entiendo”

David_-_The_Death_of_Socrates

De Michel Eyquem, señor de Montaigne, Miguel de la Montaña como se le llamaría en España (donde el conocimiento de su obra fue furtivo, clandestino, poco relevante) no se pueden decir muchas cosas. Continúa leyendo “No lo entiendo”

Sobre la absolución de los pecados

Querida Flavia,

siempre me ha fascinado el carácter lavatorio del catolicismo. Pongamos, por ejemplo, el rito de la confesión. Un individuo, en este caso, el creyente, acude a otro, que es así llamado un ministro de Dios. El primero cumple los trámites litúrgicos de rigor, y expone contritamente sus faltas, llamadas aquí como pecados. El segundo, investido sacramentalmente con el privilegio -exclusivo- de interpretar la palabra divina y de administrar las prerrogativas de la fe, atiende, juzga y exculpa. Continúa leyendo Sobre la absolución de los pecados

Límites

Se habla en estos últimos días de lo que comprende la libertad de expresión. Se dice que tan válido es mofarse de una abstracción religiosa -llámese Dios, Alá, Yahvé, o como se quiera- como de una víctima del terrorismo, de una niña violada, muerta y desaparecida, o del asesinato sistemático de millones de personas. Continúa leyendo Límites

El momento extático

Viendo, en la calle Alcázares, venir al misterio de La Exaltación, paré mientes en algunas circunstancias. Sólo quien, apostado en primera o segunda línea del cortejo, y con los sentidos prestos en la aprehensión del detalle, haya oído el crujido que provoca en las espaldas de los cuarenta y cinco hombres que soportan la carga magnífica y sorda que llaman levantá; Continúa leyendo El momento extático