Todo pasa

Como madridista, le vendí mi alma a Mourinho. El día de su fichaje estaba tan nervioso como la tarde antes de una final de la Copa de Europa. Ahora es un Prometeo encadenado en la roca de su propia decadencia, pero entonces era un semidiós: la prueba viviente de que otro Madrid era posible, el hombre que caminaba ondeando al viento su capa de superhéroe de la modernidad. Había ganado el triplete con el Inter y más que por eliminar al Barcelona, yo deseaba su venida porque era sencillamente el mejor. Continúa leyendo Todo pasa

Detrás de la blanca pared

El futuro escritor tan sólo es un niño. Dentro de su cabeza, quién sabe si en algún punto indeterminado del universo sumergido entre los capilares de su cabello y el hueso del occipital, duermen Quasimodo, Jean Valjean, Cosette, Javert y Gilliat, amasados todavía en el líquido amniótico. Tiene 10 años. Continúa leyendo Detrás de la blanca pared

Bereziná

Cx73h_lWEAgyNcj

Cuando el día 22 de noviembre de 1812, es decir, hace 205 años, Napoleón mandó quemar los estandartes más preciados de cada una de las unidades de su Grande Armée, todos supieron que la cosa estaba verdaderamente cruda. Las águilas imperiales eran los símbolos identificativos de esos soldados que llevaban casi veinte años paseándose orgullosos por Europa. Continúa leyendo Bereziná

El día que salvé al Emperador

Grenadier-a-pied-de-la-Vieille-Garde

No me lo podía creer. Puede que nadie se lo crea, nunca, cuando lo cuente. Si es que algún día lo cuento. Continúa leyendo El día que salvé al Emperador

Bailén

Tal día como hoy, de hace 209 años, comenzó la batalla de Bailén, que duró hasta el 21 de julio. Era la primera vez, desde el asedio de Génova en 1800, que un ejército francés se rendía al enemigo: 23 mil soldados y 500 carromatos cargados de botín. Continúa leyendo Bailén

El hombre del Belerofonte

Napoleon-on-HMS-Bellerophon-in-Plymouth-Sound-August-1815-by-Jules-Girardet-PCMAG

Después de Waterloo, Napoleón llegó a París el 21 de junio por la mañana. Mientras descansaba, exhausto, Fouché encabezaba el último golpe de Estado. Al día siguiente, evitando un baño de sangre inútil, el Emperador abdicaba por segunda vez, renunciando a todos los derechos imperiales en favor de su hijo. Se retiró a la Malmaison, residencia que fue de su gran amor Josefina; prusianos y rusos avanzaron hacia París, circunstancia que lo llevó a ofrecerse como simple general al gobierno provisional que se había formado tras su renuncia. Fouché rehusó y puso una fragata a su disposición para que huyera a los Estados Unidos. En Rochefort, a donde llegó el 3 de julio, se encontró con que la Royal Navy había bloqueado el puerto.  Continúa leyendo El hombre del Belerofonte

Tres minutos largos de un futuro espléndido

Venció Emmanuel Macron en la segunda vuelta, y será el Presidente número 25 de la República Francesa, octavo desde que se instauró la quinta edición de la misma. Mientras que en España lo usual es, desde los años 80, que el Jefe del Gobierno electo bote y haga muecas en el balcón de la sede de su partido acompañado de su mujer y de su corte, a menudo algo achispada, con profusión de banderitas del partido y de cánticos burlescos dirigidos a las facciones contrarias, Macron elevó la comunicación política con una lección de maestro. Continúa leyendo Tres minutos largos de un futuro espléndido