Historia

El apóstol de la revolución

9788490198926

En el otoño de 1916 se pudo ver deambulando por Cádiz unos días a un personaje en aquel entonces de todo punto intrascendente para cualquier observador español. No para las autoridades, sin embargo. León Trotski era ya un deportado por Francia, un tipo requerido por Rusia: un individuo problemático, en resumidas cuentas, para el frágil Gobierno del conde de Romanones. Refugiado en París durante la Primera Guerra Mundial, la embajada rusa no cesó de presionar al Gobierno francés para que cerrase el Nashe Slovo (Nuestra palabra), un panfleto de proganda marxista, y echase a su editor. A Trotski lo condujo una pareja de gendarmes hasta la frontera de Irún. Sigue leyendo

Estándar
Historia

Fútbol antiguo: el Asturias (III)

Aún habría varias ligas amateurs más, hasta que en la temporada 43-44, se crea definitivamente el primer campeonato nacional mexicano profesional, la Liga Mayor, hoy Primera División. Después de su doblete de 1939, el Asturias, reforzadísimo con las incorporaciones de los tres Regueiro (que habían coincidido en un partido con el Madrid Club de Fútbol, antes de la guerra) procedentes del Club Deportivo Euzkadi, disuelto, campeonó dos veces más en la Copa México: en 1940 y en 1941. Sigue leyendo

Estándar
Historia

Fútbol antiguo: el Asturias (II)

pasted image 709x555

“Mueran los gachupines” quería decir, exactamente, “mueran los españoles”. El dominio de los dos equipos formados cuasi íntegramente por emigrantes españoles no gustó a buena parte de la tribuna que abarrotaba las gradas del estadio, la mayoría de extracción social baja, que veía cómo “se llevaban a su vitrina la copa que festejaba el centenario de su independencia”. Mueran los gachupines era el grito con el que el cura Hidalgo alentó a la independencia de España en 1821. Sigue leyendo

Estándar
Historia

Fútbol antiguo: el Asturias (I)

140px-Logo_CF_Asturias,_Mexiko

Los albores del fútbol moderno están llenos de historias extraordinarias. Una de las menos conocidas en España es la del Asturias. En el intermezzo entre el crepúsculo del deporte amateur y la expansión del profesionalismo, florecieron entidades que han dejado su huella en la Historia. Unas grandes, otras pequeñas. La huella del Asturias no es menor. Fue el primer campeón del fútbol profesional mexicano, y todavía es el club con más triunfos en la hoy conocida como Copa México. Su rivalidad con otro de estos protagonistas de la infancia romántica del balompié, el España, es aún recordada en el país norteamericano, y fue el embrión de la sociedad cultural hoy conocida en la vieja Tenochtitlán como Centro Asturiano de México. Sigue leyendo

Estándar
Crónica

Historia verdadera de cómo nos conquistó la Nueva España

En la previa, existía un convencimiento: hay héroes anónimos pululando entre los bastidores del Bernabéu, esperando la luz crepuscular de las 20 horas y 45 minutos. Tal era el estado de ánimo general entre la hinchada propia y ajena. Faltaban Modric, Bale, Marcelo y Benzema. Más, se murmuraban nombres antiguos dando cabezadas ante el muro lateral del templo de Jerusalén: Karembeu, Leverkusen, Dortmund, Anelka, Munich. Sigue leyendo

Estándar
Crónica

Benzocrátor

Es fama que durante la huida en tropel de los españoles tras su primera llegada a Tenochtitlán, en 1520, que se dio en conocer como la Noche Triste por la historiografía tradicional, ocurrió un prodigio que impresionó en grande modo tanto a la gente de Cortés como a los mexicas. Lo protagonizó Pedro de Alvarado, un tipo tan siniestro como bravo que ya había indispuesto al vecindario cortando magnas cabelleras aztecas con fruición y fenicios ardides. Este hombre, en plena desbandada de los españoles, clavó su pica entre el cieno sanguinolento y el amasijo de cadáveres de compatriotas y caballos; cruzó así… Sigue leyendo

Estándar
Historia

Fútbol y guerra: la epopeya de los vascos (V)

Al llegar a México, como hemos visto, el propio delegado del gobierno de Aguirre en ese país -Francisco Belausteguigoitia- impugnó el último acuerdo hecho con Tomás Arana. A pesar de contar con el aval de las autoridades mexicanas, el asunto aún coleaba: al parecer, Arana tenía ciertas sinergias comerciales con elementos facciosos españoles en la república mexicana, y esto causaba malestar en los círculos cercanos al lehendakari. Algunos nacionalistas vascos dudaban de que la recaudación de los partidos de Euzkadi fuesen a parar verdaderamente a la causa republicana española. Además de esta cuestión empresarial, existían algunas diferencias de orden institucional o político que comenzaron a dinamitar el entendimiento entre la expedición y el Gobierno a quienes pertenecían por naturaleza: Sigue leyendo

Estándar