11 de enero de 1936

En unos días en los que se discute, sobre todo en Andalucía, sobre la conveniencia o no de que el vicepresidente del Gobierno autónomo andaluz viaje en representación de la Junta (y por tanto, del Estado español) al Sáhara Occidental, contraviniendo así una especie de diplomacia particular -y sui generis- mantenida largo tiempo entre la comunidad autónoma y el Reino de Marruecos, creo adecuado traer a colación algunos breves publicados en el diario ABC de Madrid el día 11 de enero de 1936. Continúa leyendo 11 de enero de 1936

No veo ningún Dios por aquí arriba

En la noche en que Numancia y Lugo honraban al fútbol antiguo empatando a 6 en mitad del yermo helado soriano, esa noche en la que Bécquer llegó a ver fantasmas templarios rondando por entre la oscuridad; al otro lado del agujero de gusano, en una galaxia ignota, el Madrid volvía a fundirse con su mitología. Para el Real, el triunfo ni se crea, ni se destruye, tan sólo se transforma. Este estado inmaterial en el que flota, tras 22 victorias seguidas, es un líquido amniótico que lo mece protegiéndolo de todos los males del mundo. Ya gana sin querer y sin forzarlo: este equipo ha naturalizado el ganar… Continúa leyendo No veo ningún Dios por aquí arriba

Benzocrátor

Es fama que durante la huida en tropel de los españoles tras su primera llegada a Tenochtitlán, en 1520, que se dio en conocer como la Noche Triste por la historiografía tradicional, ocurrió un prodigio que impresionó en grande modo tanto a la gente de Cortés como a los mexicas. Lo protagonizó Pedro de Alvarado, un tipo tan siniestro como bravo que ya había indispuesto al vecindario cortando magnas cabelleras aztecas con fruición y fenicios ardides. Este hombre, en plena desbandada de los españoles, clavó su pica entre el cieno sanguinolento y el amasijo de cadáveres de compatriotas y caballos; cruzó así… Continúa leyendo Benzocrátor