Historia

Algunas perspectivas del Saco de Roma

album_akg613936_1606x2000

El 6 de mayo de hace 490 años, más de 30 mil soldados del ejército imperial de Carlos I de España y V de Alemania tomaron Roma al asalto y la ocuparon durante diez meses. Dos años antes, en 1525, ese mismo ejército había derrotado en Pavía al del rey francés Francisco I, desequilibrando la balanza italiana hacia el lado español. Un infante vasco hizo prisionero al rey de Francia, quien, cautivo en la Torre de los Lujanes de Madrid, firmó un tratado de paz que incluía la renuncia francesa al norte de Italia; un año después, ya libre, Francisco I retomó sus aspiraciones patrocinando la Liga de Cognac: una entente entre Francia, el papa Clemente VII, la república veneciana, los Sforza milaneses y los Médici florentinos, promovida por el Santo Padre. Sigue leyendo

Estándar
Notas

Lo que ha quedado de todo aquello

exposition-universelle-trocadc3a9ro-1937

Se ha vuelto a hablar en estos días del Guernica de Picasso, por que van a cumplirse 80 años del bombardeo alemán sobre Guernica que dio pie a su realización, y de su realización misma. Se suele olvidar o dejar en un segundo plano el contexto en el que se dio a conocer la obra al mundo, que fue la Exposición Internacional de París del año 1937. Quiero hablar sobre aquella Expo. Estaba dedicada a la técnica y su incidencia en la vida moderna, por supuesto. Hay, en particular, una foto, que me subyuga desde que la vi por primera vez. Es la que encabeza este texto. Está tomada desde el Palacio de Chaillot, el feo mamotreto por el que se derruyó para la ocasión el viejo y precioso palacio neobizantino del Trocadero. Sigue leyendo

Estándar
Críticas

Dios guarde a Pío XIII

tumblr_ogqm5z9oyw1qgvk6xo1_540

Todo lo que imagina, escribe y crea Paolo Sorrentino está nimbado, como las representaciones gráficas de los santos, e incluso de Dios. Su aureola tiene la cualidad tanto de lo bello como de lo profundo: sus películas contienen pequeños ensayos, a veces diminutos y majestuosos, como los que Montaigne escribía en una sola página. Le basta con un diálogo a Sorrentino para fijar una idea; sus secuencias, sus escenas, son sintéticas y sincréticas: a veces las dos cosas, a veces nada de eso. A veces sólo resultan ligeras y mundanas, como lo que parecen sus personajes. Pero en la frivolidad también hay una historia. No, no: en la frivolidad está siempre la historia. Sorrentino es profundo y frívolo, como la vida, que tiene de todo, y hasta exhibiendo lo feo, es bello, igual que el acto de vivir, inevitable a pesar de todo. Bella, frívola y honda es The Young Pope, una película desmenuzada en diez capítulos de una hora cada uno que Paolo Sorrentino le ha regalado al mundo, como si fuera una ternera sacrificial en el altar de la literatura. Sigue leyendo

Estándar
Historia

La increíble vida de Manolis Glezos (I)

glezos01

Los tiempos turbulentos suelen ser prolíficos en héroes y mártires, en contraposición con la aburrida serenidad de los tiempos de paz. Es, stricto sensu, la diferencia fundamental entre la paz y la guerra, entre el orden y el caos: entre la democracia y la revolución. La famosa frase atribuida a Churchill de que democracia significa que si a las seis de la mañana llaman a tu puerta, sepas que es el lechero, cobra sentido absoluto trazando la comparación con épocas tan recientes todavía como los años 30 del siglo XX europeo, el campo más fértil de la Historia de la Humanidad, por acumulación númerica masiva, para monstruos, sátrapas, mártires y héores. Uno de estos hombres trágicos arquetípicos fue Manolis Glezos, quien aún vive: Bertolt Brecht los denomina “hombres imprescindibles”, y lo cierto es que su historia puede merecer, si no un capítulo de las Vidas de Plutarco, al menos algunas páginas de las Noches áticas de Aulo Gelio. Manolis Glezos trepó la Acrópolis y descolgó la bandera de la Alemania nazi de lo alto de la gran colina ateniense; luego tuvo la vida de Churchill justamente en sus manos, un par de años después. Su trayectoria vital es la de su pequeño y simbólico país durante el siglo XX.

Sigue leyendo

Estándar
Historia

Vida de magnicidas: Angiolillo

Michele Angiolillo Lombardi nació en la región de Apulia, en el tacón de la bota italiana, el 5 de junio de 1871. Cuando asesinó a Antonio Cánovas del Castillo el 8 de agosto de 1897, tenía 26 años recién cumplidos. Sigue leyendo

Estándar
Notas

Un soldado en San Marcos

fbea913739dc07798bf7df9a21bfe900

El cuadro se llama Tropas napoleónicas en frente de San Marcos, Venecia”. Lo pintó Georges Jules Victor Clairin. Sigue leyendo

Estándar
Historia

18 de julio de 1936

Hoy, 18 de julio de 2016, se cumplen 80 años de la sublevación militar contra la República que, derivada en guerra civil, terminaría con ella en abril de 1939. Sigue leyendo

Estándar