Historia verdadera de cómo nos conquistó la Nueva España

En la previa, existía un convencimiento: hay héroes anónimos pululando entre los bastidores del Bernabéu, esperando la luz crepuscular de las 20 horas y 45 minutos. Tal era el estado de ánimo general entre la hinchada propia y ajena. Faltaban Modric, Bale, Marcelo y Benzema. Más, se murmuraban nombres antiguos dando cabezadas ante el muro lateral del templo de Jerusalén: Karembeu, Leverkusen, Dortmund, Anelka, Munich. Continúa leyendo Historia verdadera de cómo nos conquistó la Nueva España

El sol de la gente buena

Las cuatro de la tarde se parecen mucho a las cinco; es la transposición de la hora taurina en el fútbol. El Bernabéu estaba que daba gusto verlo, soleadísimo y verde, alegre, bullanguero. Más de la mitad del rectángulo de juego estaba ocupado por la sombra y para verlo por televisión era un coñazo: quiso la fortuna que fuera por ahí por donde atacara Jesé y no Isco durante la primera parte. Presentó el Madrid un equipo pleno de alternativas, con Chicharito en punta, Jesé en un costado, Illarramendi con el rezón en el medio y Keylor en portería. Continúa leyendo El sol de la gente buena