Violencia

Cuando se habla de violencia en el caso de Cataluña, de coup d´Etat violento, se habla del siglo XXI. Yo sé que es algo difícil de entender, como todo lo que sucede mientras conversamos, nos peleamos, discutimos banalidades, frivolizamos, bebemos cerveza o sencillamente, vivimos. Pero el siglo XXI produce constantemente fenómenos, situaciones y patrones de conducta diferentes, acordes a los nuevos tiempos y a las nuevas herramientas. Continúa leyendo Violencia

Lo que de verdad importa

Recuerdo un cartel electoral no sé si de unas autonómicas andaluzas, o sabe Dios. Tampoco soy capaz de acordarme del partido al que pertenecía. Da lo mismo. Decía Lo que de verdad importa. Ese era el lema de campaña. Un buen lema. Continúa leyendo Lo que de verdad importa

España vuelve a perder

Con las palabras se construyen mundos nuevos y se destruyen los viejos. Así ha sido siempre. Especialmente desde la derrota del comunismo soviético, el socialismo internacional se ha especializado en importar a Occidente las estrategias de perversión del lenguaje que alcanzaron su perfeccionamiento absoluto durante el estalinismo y lo que siguió. Continúa leyendo España vuelve a perder

Cataluña con ny

Cataluña en castellano se escribe con eñe, como todo el mundo sabe. Quien no lo sepa puede buscar la razón con suma facilidad. Basta con googlear. Cuando uno escribe en un idioma es conveniente utilizar los topónimos que existan en esa lengua. Continúa leyendo Cataluña con ny

Consideraciones europeístas

Al europeísmo como idea le veo algunas taras. La crisis catalana y el afloramiento de la nación española como realidad tangible y observable me ha permitido intuirlas. La idea de Europa es una idea elitista, en el sentido de que sólo se identifican con ella franjas muy minoritarias de la población. Continúa leyendo Consideraciones europeístas

Aquel que nos gobernó, que era tan bueno

Suele ocurrir que el pasado más o menos lejano se nos proyecta como una idealización, sobre todo si contrasta con un presente farragoso y gris o se le opone un precedente inmediato grotesco. Lo observo cada vez que se menciona, en público o en privado, a José María Aznar. Continúa leyendo Aquel que nos gobernó, que era tan bueno

Ser francés

De un tiempo a esta parte sospecho cuál es la verdadera pulsión del catalanismo. Tiene que ver con eso que ha dado en llamarse (y explotarse propagandísticamente por el Partido Popular) “hispanofobia”, aunque no del todo: no dejan de ser una parte sustancial de España, y sería algo así como que mi brazo, de poder hablar, abominase del resto de mi cuerpo. Pero sí, atisbo que el catalanista convencido en el fondo desea ser francés. Ítem más, que ya se creen los franceses de España. Continúa leyendo Ser francés