Notas

Periodismo comprometido

IMG_6326

Lo que yo entiendo por periodismo militante y activista, comprometido.

Estándar
Comentario

Contexto

De este titular: 

Sigue leyendo

Estándar
Hemeroteca

4 de marzo de 1936 (¿Quién es el dueño de esta pocilga?)

El propósito de este dietario era, en origen, comparar en la medida de lo posible lo que se relataba en los periódicos de 1936, día a día, con lo que se publica en los medios de hoy, 2015; pero los propósitos, como los hechos mutantes que decía aquel disparatado intento de periodista deportivo, mutan. Adquieren cualidades móviles, pues se mueven a voluntad. Hoy no voy a hablar de 1936. Hace algunos días que vengo espaciando la publicación de este dietario. En puridad, no encuentro motivos suficientes que me lleven a escribir sobre eventos novedosos, y para repetirse, ay, siempre hay tiempo. El caso es que hoy les vengo a poner aquí algunas cosas interesantes. Sigue leyendo

Estándar
Notas

Cuplé riéndose de Laoconte

Decía Arcadi Espada una cosa, hace años, que sigue de plena vigencia. Lo hacía con respecto al fenómeno del antiamericanismo en Europa, definiéndolo como el molesto sentimiento europeo ante lo que América plantea a cada momento, y que puede resumirse de una manera torpe y casi cuartelaria explicando que, naturalmente, para hacer tortilla hay que romper huevos y que para defender la libertad, a veces hay que morir. Ayer, Luis Prados De la Escosura se sorprendía de la pasividad del común de los españoles ante la reivindicación justa que en el resto de la civilización occidental se hacía de la libertad, abrumándole por inesperada la indiferencia mostrada en las ciudades españolas y la escasa emulación de las manifestaciones que abarrotaron otras capitales mundiales. Sigue leyendo

Estándar
Hemeroteca

8 de enero de 1936

Hoy, cuando toda la prensa del mundo libre bulle y se hace enérgica vindicación (necesaria, y más tras un tiempo reciente de repliegue y sombra) de la libertad de expresión, me siento un poco frustrado por tener que dedicar mi tiempo a elaborar un folletín folk y asistir de oyente al latido de Occidente tras el acto de barbarie cometido ayer en París. No obstante, es obligado hoy -en realidad, siempre- leer a Arcadi Espada, y también esto acerca del derecho a blasfemar que a mí, personalmente, me ha servido para reorientar mis ideas al respecto. El mundo tal y como lo hemos recibido de nuestros padres se encuentra amenazado desde hace 15 años por un totalitarismo islamista que en virtud de la desvalorización de la vida que propugna, no conoce ningún límite a la hora de enjuiciar y castigar a los adversarios de su teocrática cosmovisión. De manera que, mientras el grueso de la población de este mundo libre se dedica al esparcimiento y multitud de folclóricas manifestaciones populares, el periodismo recoge la antorcha (que siempre portó) de la vigía y centinela; aunque mi almena sea reducida y pequeña, seguirá en pie midiendo desde lejos -qué remedio- la nube negrísima que ya está encima de nuestra ciudadela plural, libre e igual.  Sigue leyendo

Estándar