Notas

Asunto interno

A 4 de octubre, aumentan los cercos tumultuarios de comisarías, cuarteles y hoteles donde se alojan policías y guardias civiles. Acciones todas que de momento siguen impunes. Hay una huelga general revolucionaria que llevaba convocada desde el 21 de septiembre, fecha en la que ya supieron el alcance de la supuesta brutalidad policial del 1 de octubre. Además de la propiedad de poder ver el futuro, el independentismo catalán otorga, entre otras cualidades taumatúrgicas, la de la regeneración espontánea y meteórica de las articulaciones quebradas. Le ha pasado a una que denunció a la policía, delante de todas las cámaras, por romperle todos los dedos de la mano, uno a uno. La alcaldesa de la segunda ciudad del país, Barcelona, anunció el lunes que la chica también fue abusada sexualmente por la policía del Estado. Así está Matrix. El ministro del Interior y la vicepresidenta del Gobierno anuncian medidas, pero el tiempo futuro de sus enunciados parece referirse a hechos que son pasado con mucha celeridad, tal y como están las cosas. La Guardia Civil huye a la carrera de pueblos donde los persigue una multitud iracunda, y las sedes del PP y de Ciudadanos son asediadas en Barcelona. Los protegen los bomberos, esos matones que el domingo se enfrentaron jaleados por la turba a unas fuerzas de seguridad del Estado que tenían órdenes estrictas de no levantar la mano. Los mossos, totalmente fuera de control, permiten el bloqueo de autopistas y de las vías del tren, en Gerona. También el saqueo de algunos supermercados en Barcelona. En los pueblos, regidores de la CUP hacen listas de quiénes siguen la huelga, y de quiénes no.

Pero la izquierda política, y por qué no decirlo, periodística, se ha tragado sin cortar el relato manufacturado del independentismo clasista, arrogante y a la vez melodramático. La culpa es de los que decimos Gerona, naturalmente. Todo este panorama, que no para de degradarse y de retroalimentarse (los golpistas lo graban todo, por que esta sedición se está desarrollando tanto en Internet como en la calle, en paralelo) a tiempo real, es para la Unión Europea un asunto interno. La distancia burocrática de la gran confederación es una cosa inaudita. Tal frialdad revertirá por seguro en su contra, porque el golpe identitario dado a una democracia parlamentaria convencional también es un torpedo al proyecto comunitario. Sobre todo, es un aviso: si la Cataluña filofascista vence, subida en esta ola de totalitarismo, después caerán Padania, el Véneto, la Lombardía, Córcega. Estos movimientos secesionistas están aguardando tan sólo a tener un precedente con el que hacer saltar por los aires Estados más jóvenes que el español. Que sean Macron, May (que ya se va) y Merkel quienes como jefes de Estado y de Gobierno particulares y no como patrones de la Unión los que estén respondiendo en auxilio de España revela una fragilidad espantosa de Europa como proyecto de futuro.

Pero al final de la noche del 3 habló el rey. Felipe VI dijo todo lo que puede decir un monarca constitucional, y de repente, gracias a la fuerza poderosa de los símbolos, millones de catalanes sintieron que ahí fuera hay alguien que los ampara. Cambió el sentido del problema, y se bastó con 7 minutos para hacerlo. Todo lo que no ha dicho el Jefe del Gobierno lo dijo el Jefe del Estado. Mariano Rajoy Brey, un señor de Pontevedra que hubiera sido un magnífico primer ministro durante la Restauración, está acabado como líder político nacional, pues la más alta instancia del Estado le ha tenido que decir, delante de todos los españoles, qué es lo que tiene que hacer.

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s