Dietario

21-01-17

c2pbwtawiaalnb0

En esta foto de Pete Souza, el fotógrafo de cámara del 44º Presidente de los Estados Unidos de América, hay una historia que pide ser contada. Quizá una miniserie de Paolo Sorrentino. Quiero consolar mi obamismo citando un pasaje de Plutarco, de su Vida de Foción. Puede que me repita. No me importa. La redundancia es una de las formas que adquiere al manifestarse la necesidad de alivio:

“Regresado Foción después de estos sucesos, muy presto echaron de menos sus aliados su honradez y su justificación, y muy presto conocieron también los atenienses su inteligencia y el grande influjo que le daban sus virtudes; porque Moloso, que fue el que después de él se encargó de los negocios, hizo tan infelizmente la guerra que cayó vivo en poder de los enemigos”.

Del discurso inaugural de Trump ayer, me gustó únicamente esto :”We, the citizens of America”. En ese sintagma está contenida la superioridad moral de la primera y mejor democracia del mundo, también la más próxima al modelo clásico ateniense, en cuanto a la igualdad entre cada uno de los ciudadanos: la polis es de todos, a todos les pertenece, y todos están obligados a ella, en persona y hacienda, de modo que nada de su presente ni tampoco de su futuro, les es ajeno a ninguno de sus habitantes. La distancia con nuestro modelo de representatividad puede medirse en años luz.

Hay algo en la retórica de Trump que se queda pululando por la cabeza del oyente. Esto es un hecho cierto. Siempre un soniquete, siempre un estribillo, algo: “America first, America first”. Quizá la repetición, quizá la sonoridad, no sé. “We are going to build the wall”. Hay algo pegadizo, algo absolutamente nmemotécnico en su oratoria, quizá como ha dicho alguien hoy en la COPE, fruto de su experiencia en la televisión. Puede ser. Cuanta parte de su éxito electoral puede atribuirse a esto, no puedo saberlo. Pero es innegable que consigue anidar frases y eslóganes en el cerebro de quienes lo escuchan, afectos o contrarios; se queda en la cabeza el tic, pegado al cráneo como una lapa.

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s