Comentario

La opinión pública

A veces ocurre que uno lee lo preciso en el momento adecuado. O que la realidad se ajusta a la lectura. También, que lo escrito es tan bueno que adquiere la cualidad de la atemporalidad. 

Decía Stendhal en Rojo y Negro:

“La gran desgracia de los pueblos de Francia y de los gobiernos por elección, como el de Nueva York, es el no poder olvidar que en el mundo hay seres como el señor de Rênal. En una ciudad de veinte mil habitantes, estos hombres forman la opinión pública, y la opinión pública es terrible en un país que tiene una constitución.”

Cada vez que abro Facebook, o cada vez que entro en uno de esos Facebooks en tres dimensiones que dan en llamarse bares o cafés, le doy la razón a Henri Beyle.

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s