Comentario

El sarpullido

Una de las cosas que más me llama la atención del fenómeno podemita es que sus principales próceres sean todos funcionarios. Pablo Iglesias, profesor en la Complutense; Juan Carlos Monedero, también. De igual modo, Íñigo Errejón ha estado vinculado, como ya sabrán ustedes, al empleo público universitario, en reveladoras circunstancias. Pablo Echenique es científico del CSIC; Teresa Rodríguez, profesora de Lengua y, por terminar, Carolina Bescansa, como Iglesias o Monedero, es profesora en la Universidad Complutense de Madrid. El triunvirato fundacional de Podemos, esto es, Iglesias, Monedero y Errejón, son todos ellos politólogos, así como Bescansa. Es curioso que todos tienen como sustento vital el Estado que pretenden subvertir, lo que me hace inferir que el auge del neo-comunismo en la España de hoy tiene mucho de sarpullido egoísta de la clase media. No en vano, son las capas medias, argamasa de la democracia como bien ha demostrado la Historia, quienes han sufrido un acelerado proceso de empobrecimiento más o menos general desde que en 2008 estallase lo que será conocido en los libros de Historia como La Segunda Década Ominosa. Cierto núcleo de esa clase media se ha revelado caprichosa, voluble y profundamente clasista; cortoplacista, acomodaticia, intelectualmente perezosa y pronta a echarse en los brazos de quienes con urgencia solucionen sus inquietudes cara al futuro prometiéndoles seguridad a cambio de una pérdida significativa de la libertad más esencial, que es la económica. No es sorprendente, en todo caso, pues muchos de quienes hoy votarán a los politólogos redentores hicieron lo mismo durante décadas con sátrapas que inocularon a lo público un cáncer que ya es metástasis.

Me viene a la cabeza un pasaje de El Diablo, de Tolstoi:

“De ordinario se piensa que los conservadores más vulgares son los viejos y que los innovadores son jóvenes. Esto no es muy justo. Los conservadores más vulgares son jóvenes. Los jóvenes que quieren vivir, pero que no piensan ni tienen tiempo para pensar en cómo hay que vivir, y que por eso toman como modelo lo que han encontrado”.

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s