Notas

Síndrome de abstinencia

Nos han robado el fútbol y así andamos, como autómatas de atrezzo de Resident Evil, huérfanos de nuestra droga. Qué poco somos. Y sin embargo, cuán importante es poder evadirse. Hay gañanes con ínfulas de modernidad que desprecian el balompié como algo accesorio, frívolo o superficial. Propio de orangutanes. La mayor parte de estos mendas suelen ser público objetivo de Fama, La Voz o Gran Hermano. Tóquese el miembro. Sin embargo, ese espacio donde el hombre de la postmodernidad proyecta los reflejos de vidas heroicas que no son suyas nos es tan necesario como el pan de cada día. Los partidos de fútbol son las nuevas tragedias griegas, y Twitter es ahora la platea. Lo que pasa es que aquí seguimos quedándonos una vez terminada la función, acampando como quinceemeros en la Puerta del Sol. Las fechas FIFA han ensombrecido hasta la cotidianeidad del twitteo. Algún día deberá rendir cuentas el mafioso encargado de diseñar el calendario del fútbol de selecciones. Parar las competiciones de clubes cuando éstas empiezan a calentar motores no sólo es inhumano sino que también es antihigiénico: nunca se sabe cuál puede ser la mecha que encienda una algarada popular. Siendo como soy hijo del terruño, apostaría mi mano derecha a que es más probable que en España se amotinase el personal por el hambre de fútbol que por un quítame allá 200 millones y llévamelos a Suiza. Ni tenemos trabajo ni lo vamos a encontrar, y de vez en cuando los dioses veleidosos y crueles se divierten quitándonos el pico de jaco justo cuando estamos apretándonos el cinturón en el codo, la huidiza vena a punto de saltar. Es entonces cuando nos revolvemos furiosos y clamamos contra el Destino, y como un Edmònd Dantés camino de If, juramos vengarnos del sistema, destruirlo todo, asaltar el Palacio de Invierno y guillotinar en la Plaza de la Concordia a toda la clase política. Menos mal que el sábado vuelve el Madrid, y por la noche volveremos a tener otro troll culé con el que practicar por sport el tiro pichón.

Estándar

2 thoughts on “Síndrome de abstinencia

  1. sebastian100 dice:

    La última vez que vi un partido de la selección andábamos con palmarés limpio. ¿Soy raro? Envido más: prefiero que el RM gane una triste Copa del Rey antes que España un mundial. ¿Soy malo?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s